Aparición de la señal de la Santa Cruz.

FacebookTwitterShare

La primera aparición de la Santa Cruz fue ante el emperador Constantino el Grande, con un victorioso emblema escrito “Con este signo vencerás”. Luego hubo otra aparición que se realizo en Jerusalén alrededor del año 346, siendo Patriarca Kirilos y el Monarca Constantino, hijo de Constantino el Grande. Esta visión se realizo el 7 de mayo, era la hora tercera, cuando en el cielo apareció repentinamente la señal de la Gloriosa Cruz, formada por una Luz brillante sobre el monte Gólgota que llegaba hasta el monte de los olivos. Esta aparición causo una gran admiración entre todos los que se encontraban en Jerusalén, corriendo todos, jóvenes, mujeres y niños, a la iglesia con mucha alegría a agradecer y glorificar a Dios, que los bendijo y dio la Cruz como arma y escudo protector contra el diablo.