San Kárpo el apóstol, uno de los setenta.

FacebookTwitterShare

El Santo vivió en la época del emperador Nerón, es considerado como uno de los setenta discípulos del señor, fue colaborador de Pablo, podemos encontrar referencia de esto en 2ª epístola a Timoteo 4:13 que dice: “Cuando vengas, trae la capa que dejé en Troas, en casa de Kárpo; trae también los libros, especialmente los pergaminos”. Trabajo para difundir el Evangelio en Troas, luego fue nombrado Obispo en Tracia, donde con su Santa vida y con la iluminación del Espíritu Santo ilumino, se convirtió en una estrella espiritual, iluminando con la enseñanza divinas a toda su diócesis. El Santo por su gran trabajo sufrió muchas tentaciones y adversidades que las afronto con valor y paciencia, enfrentando a la tiranía no tubo miedo al dolor, ni midió consecuencias, llevando siempre la Palabra de Dios. “Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo”, Juan 16:33 nos dice que el canino hacia Dios no esta sembrado con pétalos de rosas, pero si con pruebas, donde con lucha continua y la ayuda del Espíritu Santo podemos llagar a Dios. El Santo murió en forma pacífica, iluminando a muchas personas con su ejemplo.