San Eladio

FacebookTwitterShare

Con respecto a Santo Eladio, se sabe poco, era un obispo que se negó a adorar a los ídolos y comenzaron a flagelarlo, y en el momento de su martirio nuestro Señor Jesucristo se le apareció y le curó de sus heridas, después fue lanzado en el fuego y fue preservado ileso, sufriendo aún más tormentos, y finalmente fue golpeado con los puños hasta su muerte.