Domingo 25 de Noviembre del 2012

FacebookTwitterShare

Prokimeno Modo 4ª

Dios es Admirable en Sus Santos

 (Stíjo) En las asambleas bendecid a Dios

 Lectura de la Epístolade Pa­blo a los Gálatas [Gálatas 3: 23 - 4: 5]

Hermanos, Antes de que lle­gara la fe, estábamos encerrados bajo la vigilancia de la ley, en espera de la fe que debía manifestarse.De manera que la ley fue nuestro peda­gogo hasta Cristo, para ser justifica­dos por la fe. Mas, una vez llegada la fe, ya no estamos bajo el peda­gogo.Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. Los que os habéis bautizado en Cristo os habéis revestido de Cristo: ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni li­bre; ni hombre ni mujer, ya que to­dos vosotros sois uno en Cristo Je­sús. Y si sois de Cristo, ya sois des­cendencia de Abrahán, herederos se­gún la promesa.Pues digo yo: Mientras el heredero es menor de edad, en nada se diferencia de un es­clavo, con ser dueño de todo; sino que está bajo tutores y admi­nistradores hasta el tiempo fijado por el padre.De igual manera, tam­bién nosotros, mientras éra­mos menores de edad, éramos escla­vos de los elementos del mundo. Pero, al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que reci­biéramos la condición de hijos.

Lectura del Santo Evangelio Según San Lucas (18:18-27)

En aquel tiempo, un hombre se acercó a Jesús, poniéndole a prueba y diciendo: Buen Maestro, ¿qué he de hacer para heredar la vida eterna? Y Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo Dios. Has conocido los mandamientos:Nocometerás adulterio, no matarás, no robarás, no darás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre. Y él dijo: Todo eso lo he cumplido desde mi juventud. Habiendo escuchado estas cosas, Jesús, le dijo: Una cosa más te falta: vende todo lo que tienes y repártelo entre los pobres, y obtendrás un tesoro en el cielo, y ven a seguirme. Y él, habiendo escuchado eso se puso muy triste, pues era muy rico. Viéndolo Jesús, cómo se puso triste, dijo: ¡qué difícil será que los que tienen dinero entren al reino de Dios! pues será más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre al reino de Dios. Dijeron entonces los oyentes: ¿Pues, quién puede salvarse? Y Él dijo: Lo imposible para la gente es posible para Dios.

Προκείμενον ἦχος δ’

Θαυμαστὸς ὁ Θεὸς ἐν τοῖς Ἁγίοις αὐτοῦ.

 Στίχ.ν Ἐκκλησίαις εὐλογεῖτε τὸν Θεόν.

 Πρὸς Γαλάτας Ἐπιστολῆς Παύλου τὸ Ἀνάγνωσμα . (Γαλ. γ´ 23–29, δ´1-5)

 δελφοί, πρὸ τοῦ ἐλθεῖν τὴν πίστιν ὑπὸ νόμον ἐφρουρούμεθα συγκλειόμενοι εἰς τὴν μέλλουσαν πίστιν ἀποκαλυφθῆναι. Ὥστε ὁ νόμος παιδαγωγὸς ἡμῶν γέγονεν εἰς Χριστόν, ἵνα ἐκ πίστεως δικαιωθῶμεν· ἐλθούσης δὲ τῆς πίστεως οὐκέτι ὑπὸ παιδαγωγόν ἐσμεν. Πάντες γὰρ υἱοὶ θεοῦ ἐστε διὰ τῆς πίστεως ἐν Χριστῷ ᾽Ιησοῦ. Ὅσοι γὰρ εἰς Χριστὸν ἐβαπτίσθητε, Χριστὸν ἐνεδύσασθε· οὐκ ἔνι ᾽Ιουδαῖος οὐδὲ Ἕλλην, οὐκ ἔνι δοῦλος οὐδὲ ἐλεύθερος, οὐκ ἔνι ἄρσεν καὶ θῆλυ· πάντες γὰρ ὑμεῖς εἷς ἐστε ἐν Χριστῷ ᾽Ιησοῦ. Εἰ δὲ ὑμεῖς Χριστοῦ, ἄρα τοῦ ᾽Αβραὰμ σπέρμα ἐστέ, κατ᾽ ἐπαγγελίαν κληρονόμοι. Λέγω δέ, ἐφ᾽ ὅσον χρόνον ὁ κληρονόμος νήπιός ἐστιν, οὐδὲν διαφέρει δούλου κύριος πάντων ὤν, ἀλλὰ ὑπὸ ἐπιτρόπους ἐστὶν καὶ οἰκονόμους ἄχρι τῆς προθεσμίας τοῦ πατρός. Οὕτως καὶ ἡμεῖς, ὅτε ἦμεν νήπιοι, ὑπὸ τὰ στοιχεῖα τοῦ κόσμου ἤμεθα δεδουλωμένοι· ὅτε δὲ ἦλθεν τὸ πλήρωμα τοῦ χρόνου, ἐξαπέστειλεν ὁ Θεὸς τὸν υἱὸν αὐτοῦ, γενόμενον ἐκ γυναικός, γενόμενον ὑπὸ νόμον, ἵνα τοὺς ὑπὸ νόμον ἐξαγοράσῃ, ἵνα τὴν υἱοθεσίαν ἀπολάβωμεν.

 Εὐαγγέλιον

Ἐκ τοῦ κατὰ Λουκᾶν.(ιη´ 18-27).

Τῷ καιρῷ ἐκείνῳ, ἄνθρωπός τις προσῆλθε τῷ Ἰησοῦ πειράζων αὐτὸν καὶ λέγων΄ Διδάσκαλε ἀγαθέ, τί ποιήσας ζωὴν αἰώνιον κληρονομήσω; εἶπε δὲ αὐτῷ ὁ ᾽Ιησοῦς, Τί με λέγεις ἀγαθόν; οὐδεὶς ἀγαθὸς εἰ μὴ εἷς ὁ Θεός. Τὰς ἐντολὰς οἶδας· Μὴ μοιχεύσῃς΄ Μὴ φονεύσῃς΄ Μὴ κλέψῃς΄ Μὴ ψευδομαρτυρήσῃς΄ Τίμα τὸν πατέρα σου καὶ τὴν μητέρα σου. Ὁ δὲ εἶπε΄ Ταῦτα πάντα ἐφύλαξα ἐκ νεότητος. Ἀκούσας δὲ ὁ ᾽Ιησοῦς εἶπεν αὐτῷ΄ ῎Ετι ἕν σοι λείπει· πάντα ὅσα ἔχεις πώλησον καὶ διάδος πτωχοῖς, καὶ ἕξεις θησαυρὸν ἐν οὐρανῷ, καὶ δεῦρο ἀκολούθει μοι. Ὁ δὲ ἀκούσας ταῦτα περίλυπος ἐγένετο΄ ἦν γὰρ πλούσιος σφόδρα. ᾽Ιδὼν δὲ αὐτὸν ὁ ᾽Ιησοῦς περίλυπον γενόμενον εἶπε΄ Πῶς δυσκόλως οἱ τὰ χρήματα ἔχοντες εἰσελεύσονται εἰς τὴν βασιλείαν τοῦ Θεοῦ. Εὐκοπώτερον γάρ ἐστιν κάμηλον διὰ τρυμαλιᾶς ῥαγίδος εἰσελθεῖν, ἢ πλούσιον εἰς τὴν βασιλείαν τοῦ Θεοῦ εἰσελθεῖν. Εἶπον δὲ οἱ ἀκούσαντες, Καὶ τίς δύναται σωθῆναι; Ὁ δὲ εἶπεν΄ Τὰ ἀδύνατα παρὰ ἀνθρώποις δυνατὰ ἐστι παρὰ τῷ Θεῷ.