Domingo 2 de Diciembre 2012

FacebookTwitterShare

LAS LECTURAS

La Epistola

Prokimenon Modo 1°

Que Tu Amor, Señor, nos acompañe, tal como lo esperamos de Ti.

 (Stíjo)  ¡Aclamad con júbilo, justos, al Señor!

Lectura de la Carta del Apóstol Pablo a los Efesios (5:8-19)

Hermanos, proceded como hijos de la luz. El fruto de la luz consiste en proceder con toda bondad, y justicia, y verdad, inquiriendo lo que es agradable a Dios. No queráis, pues, ser cómplice de las obras infructuosas de las tinie-blas; antes bien, reprendedlas; porque las cosas que hacen ellos en secreto, no permite el pudor ni aun decirlas.  Mas todo lo que es reprensible, se descubre por la luz, siendo la luz la que lo aclara todo. Por eso dice el Señor: Levántate, tú que duermes, y resucita de la muerte, y te alumbrará Cristo. Y así mirad, hermanos, que andéis con gran circunspección, no como necios, sino como prudentes, recobrando en cierto modo el tiempo perdido, porque los días de nuestra vida son malos. Por tanto, no seáis indiscretos e inconside-rados, sino atentos sobre cuál es la voluntad de Dios. Ni os entreguéis con exceso al vino, fomento de la lujuria, sino llenaos del Espíritu, hablando entre vosotros y entreteniéndoos con salmos, y con himnos, y canciones espirituales, cantando y loando al Señor en vuestros corazones.

Lectura  del  Santo  Evangelio  según  Lucas. Atendamos. (18:35–43)

En aquel tiempo sucedió que al acercarse Jesús a Jericó, un ciego se encontraba sentado al costado del camino pidiendo limosna. Al escuchar que transitaba una muchedumbre, quería saber qué era aquello. Le anunciaron, pues, que Jesús el Nazareno está pasando. Entonces gritó diciendo: Jesús hijo de David, ten piedad de mi. Y los transeúntes le reprendían para que se callara, pero él gritaba mucho más: Hijo de David, ten piedad de mí. Jesús se detuvo y mandó que se lo trajeran a él. Cuando éste se acercó le preguntó diciendo: ¿Qué quieres que te haga? Y él dijo: Señor, que pueda ver. Entonces Jesús le dijo: Vete; tu fe te ha salvado. Y enseguida pudo ver y le seguía a Él, glorificando a Dios. Y todo el pueblo habiendo visto lo sucedido, dio alabanza a Dios

ΤΑ ΑΝΑΓΝΩΣΜΑΤΑ

Ο ΑΠΟΣΤΟΛΟΣ

Προκείμενον. Ἦχος α’

Γένοιτο, Κύριε, τὸ ἔλεός σου ἐφ’ ἡμᾶς.

Στίχ. Ἀγαλλιᾶσθε δίκαιοι ἐν Κυρίῳ.

Πρὸς Ἐφεσίους Ἐπιστολῆς Παύλου τὸ Ἀνάγνωσμα   (ε’:8-19)

δελφοί, ὡς τέκνα φωτὸς περιπατεῖτε [ὁ γὰρ καρπὸς τοῦ φωτὸς ἐν πάσῃ ἀγαθωσύνῃ καὶ δικαιοσύνῃ καὶ ἀληθείᾳ] δοκιμάζοντες τί ἐστιν εὐάρεστον τῷ Κυρίῳ· καὶ μὴ συγκοινωνεῖτε τοῖς ἔργοις τοῖς ἀκάρποις τοῦ σκότους, μᾶλλον δὲ καὶ ἐλέγχετε, τὰ γὰρ κρυφῇ γινόμενα ὑπ᾽ αὐτῶν αἰσχρόν ἐστιν καὶ λέγειν· τὰ δὲ πάντα ἐλεγχόμενα ὑπὸ τοῦ φωτὸς φανεροῦται· πᾶν γὰρ τὸ φανερούμενον φῶς ἐστι. Διὸ λέγει· ῎Εγειρε, ὁ καθεύδων, καὶ ἀνάστα ἐκ τῶν νεκρῶν, καὶ ἐπιφαύσει σοι ὁ Χριστός. Βλέπετε οὖν ἀκριβῶς πῶς περιπατεῖτε, μὴ ὡς ἄσοφοι ἀλλ᾽ ὡς σοφοί, ἐξαγοραζόμενοι τὸν καιρόν, ὅτι αἱ ἡμέραι πονηραί εἰσι. Διὰ τοῦτο μὴ γίνεσθε ἄφρονες, ἀλλὰ συνιέντες τί τὸ θέλημα τοῦ Κυρίου. Καὶ μὴ μεθύσκεσθε οἴνῳ, ἐν ᾧ ἐστιν ἀσωτία, ἀλλὰ πληροῦσθε ἐν Πνεύματι, λαλοῦντες ἑαυτοῖς  ψαλμοῖς καὶ ὕμνοις καὶ ᾠδαῖς πνευματικαῖς, ᾄδοντες καὶ ψάλλοντες τῇ καρδίᾳ ὑμῶν τῷ Κυρίῳ.

Εὐαγγέλιον Ἐκ τοῦ κατά Λουκᾶν 

Κεφ. 18:35-43

Τῷ καιρῷ ἐκείνῳ, ἐγένετο ἐν τῷ ἐγγίζειν αὐτὸν εἰς ῾Ιεριχὼ, τυφλός τις ἐκάθητο παρὰ τὴν ὁδὸν προσαιτῶν. Ἀκούσας δὲ ὄχλου διαπορευομένου, ἐπυνθάνετο, τί εἴη τοῦτο; Ἀπήγγειλαν δὲ αὐτῷ ὅτι ᾿Ιησοῦς ὁ Ναζωραῖος παρέρχεται. Καὶ ἐβόησε, λέγων· ᾿Ιησοῦ υἱὲ Δαυΐδ, ἐλέησόν με. Καὶ οἱ προάγοντες ἐπετίμων αὐτῷ ἵνα σιωπήσῃ· αὐτὸς δὲ πολλῷ μᾶλλον ἔκραζεν· Υἱὲ Δαυΐδ, ἐλέησόν με. Σταθεὶς δὲ ὁ ᾿Ιησοῦς ἐκέλευσεν αὐτὸν ἀχθῆναι πρὸς αὐτόν. Ἐγγίσαντος δὲ αὐτοῦ, ἐπηρώτησεν αὐτὸν, λέγων· Τί σοι θέλεις ποιήσω; Ὁ δὲ εἶπε· Κύριε, ἵνα ἀναβλέψω. Καὶ ὁ ᾿Ιησοῦς εἶπεν αὐτῷ· Ἀνάβλεψον· ἡ πίστις σου σέσωκέ σε. Καὶ παραχρῆμα ἀνέβλεψε, καὶ ἠκολούθει αὐτῷ, δοξάζων τὸν Θεόν. Καὶ πᾶς ὁ λαὸς ἰδὼν, ἔδωκεν αἶνον τῷ Θεῷ.