Domingo 6 de enero del 2013

FacebookTwitterShare

PROKÍMENON Modo 4°

¡Bendito el que viene en el Nombre del Señor!

  (Stíjo) ¡Dad gracias al Señor, porque es Bueno, porque es eterno Su Amor!

 Lectura dela Cartade Pablo a Tito [2: 11 - 14; 3: 4 - 6]

Hijo mío Tito, Porque se ha manifestadola Graciasalvadora de Dios a todos los hombres. Que nos enseña a que, renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas, vivamos con sensatez, justicia y piedad en el siglo presente, aguardando la feliz esperanza yla Manifestacióndela Gloriadel Gran Dios y Salvador nuestro, Jesucristo; el cual se entregó por nosotros a fin de rescatarnos de toda iniquidad y purificar para Sí un pueblo que fuese suyo, fervoroso en buenas obras. Mas cuado se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y Su Amor a los hombres, Él nos salvó, no por obras de justicia que hubiésemos hecho nosotros, sino según Su Misericordia, por medio del baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo, 6que derramó sobre nosotros con largueza por medio de Jesucristo nuestro Salvador, para que, justificados por Su Gracia fuésemos constituidos herederos, en esperanza de vida eterna.

 Evangelio

Lectura del Santo Evangelio Según Mateo (3:13-15)

En aquel tiempo viene Jesús de Galilea al Jordán, donde Juan, para ser bautizado por él. Juan le impedía diciendo: yo necesito ser bautizado por Ti, y ¿Tú vienes a mi? Respondiéndole Jesús le dijo, deja por ahora, pues así debemos cumplir toda justicia. Entonces le deja y después de ser bautizado Jesús subió inmediatamente del agua y he aquí que se abrieron ante Él los cielos y vio al Espíritu de Dios bajando a modo de una paloma y viniendo sobre Él, mientras una voz de los cielos decía: Este es mi Hijo amado en quien he puesto mi buena voluntad.

Προκείμενον ἦχος δ’.

Εὐλογημένος ὁ ἐρχόμενος ἐν ὀνόματι Κυρίου.

 Στίχ. ξομολογεῖσθε τῷ Κυρίῳ, ὅτι ἀγαθός, ὅτι εἰς τὸν αἰῶνα τὸ ἔλεος αὐτοῦ.

 Πρὸς Τίτον Ἐπιστολῆς Παύλου τὸ Ἀνάγνωσμα . (Τιτ. β´ 11-14, γ´ 4-7).

Τέκνον Τίτε, ἐπεφάνη ἡ χάρις τοῦ Θεοῦ ἡ σωτήριος πᾶσιν ἀνθρώποις, παιδεύουσα ἡμᾶς ἵνα ἀρνησάμενοι τὴν ἀσέβειαν καὶ τὰς κοσμικὰς ἐπιθυμίας σωφρόνως καὶ δικαίως καὶ εὐσεβῶς ζήσωμεν ἐν τῷ νῦν αἰῶνι, προσδεχόμενοι τὴν μακαρίαν ἐλπίδα καὶ ἐπιφάνειαν τῆς δόξης τοῦ μεγάλου Θεοῦ καὶ σωτῆρος ἡμῶν ᾿Ιησοῦ Χριστοῦ, ὃς ἔδωκεν ἑαυτὸν ὑπὲρ ἡμῶν, ἵνα λυτρώσηται ἡμᾶς ἀπὸ πάσης ἀνομίας καὶ καθαρίσῃ ἑαυτῷ λαὸν περιούσιον, ζηλωτὴν καλῶν ἔργων. Ὅτε δὲ ἡ χρηστότης καὶ ἡ φιλανθρωπία ἐπεφάνη τοῦ Σωτῆρος ἡμῶν Θεοῦ, οὐκ ἐξ ἔργων τῶν ἐν δικαιοσύνῃ ἃ ἐποιήσαμεν ἡμεῖς ἀλλὰ κατὰ τὸ αὐτοῦ ἔλεος ἔσωσεν ἡμᾶς διὰ λουτροῦ παλιγγενεσίας καὶ ἀνακαινώσεως πνεύματος ἁγίου, οὗ ἐξέχεεν ἐφ᾽ ἡμᾶς πλουσίως διὰ Ἰησοῦ Χριστοῦ τοῦ σωτῆρος ἡμῶν, ἵνα δικαιωθέντες τῇ ἐκείνου χάριτι κληρονόμοι γενώμεθα κατ᾽ ἐλπίδα ζωῆς αἰωνίου.

 Εὐαγγέλιον

Ἐκ τοῦ κατὰ Ματθαῖον. (Ματθ. γ´ 13-15).

Τῷ καιρῷ ἐκείνῳ, παραγίνεται ὁ ᾽Ιησοῦς ἀπὸ τῆς Γαλιλαίας ἐπὶ τὸν ᾽Ιορδάνην πρὸς τὸν ᾽Ιωάννην τοῦ βαπτισθῆναι ὑπ᾽ αὐτοῦ. Ὁ δὲ ᾽Ιωάννης διεκώλυεν αὐτὸν λέγων, ᾽Εγὼ χρείαν ἔχω ὑπὸ σοῦ βαπτισθῆναι, καὶ σὺ ἔρχῃ πρός με; ἀποκριθεὶς δὲ ὁ ᾽Ιησοῦς εἶπεν πρὸς αὐτόν, ῎Αφες ἄρτι, οὕτως γὰρ πρέπον ἐστὶν ἡμῖν πληρῶσαι πᾶσαν δικαιοσύνην. Τότε ἀφίησιν αὐτόν. Βαπτισθεὶς δὲ ὁ ᾽Ιησοῦς εὐθὺς ἀνέβη ἀπὸ τοῦ ὕδατος· καὶ ἰδοὺ ἠνεῴχθησαν [αὐτῷ] οἱ οὐρανοί, καὶ εἶδεν [τὸ] Πνεῦμα [τοῦ] Θεοῦ καταβαῖνον ὡσεὶ περιστερὰν [καὶ] ἐρχόμενον ἐπ᾽ αὐτόν·καὶ ἰδοὺ φωνὴ ἐκ τῶν οὐρανῶν λέγουσα, Οὗτός ἐστιν ὁ υἱός μου ὁ ἀγαπητός, ἐν ᾧ εὐδόκησα.