Santos Anikito y Fotio

FacebookTwitterShare

Fotio era sobrino de Anikito ambos oriundos de Nicomidia. Cuando Diocleciano (235-284) comenzó idear las persecuciones de los cristianos, hablo delante del senado con fuertes insultos contra ellos, en ese momento estaba presente Anikito y al escuchar éstos agravios de parte del rey, no sólo no estaba asustado sino que se levantado con valor, y declaró que él es cristiano y dijo además a Diocleciano: “Piensa usted, rey, que poniéndose en contra de los cristianos y con esas irrespetuosas palabras lograra su cometido. Aprenda que los cristianos constituyen hoy la porción más sana del imperio Romano y serían absurdos e imposible que creyeran en los ídolos. Por eso no importa las medidas que tome en contra de los cristianos, el perjudicado será usted, y ellos serán venerados como Mártires.“Diocleciano, ofendido por la observación de Anikito, ordenó que lo lanzaran como alimento a un león terrible, pero el animal paró su ímpetu salvaje y no lo ataco. Después hubo un gran terremoto y se rompieron muchas estatuas de ídolos, entonces lo ataron a una rueda y encendieron fuego por debajo, pero el milagro se realizo nuevamente apagándose el fuego. Entonces Fotios corrió y abrazó a su tío y al verlos los idolatras, ataron a los dos y los arrojaron a la pileta de Antonio donde los Mártires entregaron sus espíritus a las manos de Dios.