San Tito, obispo de Creta

FacebookTwitterShare

El Santo era de origen griego, y particularmente se destacaba por su alto nivel de educación. Fue bautizado por el Apóstol Pablo, con quien colaboró también para la disfunción del Evangelio. Siguió al Apóstol a su segundo viaje a Jerusalén y de allí le encargaron la misión de Corinto, para observar la situación de la iglesia en esa ciudad. Al volver con el Apóstol, luego de un tiempo, se dirigieron a Macedonia alrededor del año 58, y de allí a Creta donde el Apóstol Pablo había nombrado a Tito Obispo, para enseñar la palabra de Dios y la ordenación de sacerdotes en la isla. De la segunda epístola a Timoteo sabemos que Tito fue a Dalmacia sin señalar el motivo, tambien Pablo envió una epístola a Tito, de la cual conocemos, que el alumno griego es un joven valioso, Tito murió en Creta, en el año 105 después de Cristo.