Santos Zacarías e Isabel

FacebookTwitterShare

San Zacarías y Santa Isabel fueron los padres de San Juan Bautista. Zacarías era sacerdote de la Antigua Ley. Su esposa pertenecía a la familia de Aarón. Ambos eran “agradables a los ojos del Señor y observaban todos los mandatos y disposiciones de la Ley, con gran fidelidad.” No tenían hijos y habían llegado ya a una edad en que no podían esperar tenerlos, cuando un ángel se apareció a Zacarías, en el momento en que éste oficiaba en el templo y le dijo: “No temas, Zacarías, porque tu plegaria ha sido escuchada, e Isabel, tu mujer, te dará un hijo, al que pondrás por nombre Juan. Desde el seno de su madre será lleno del Espíritu Santo y, a muchos de los hijos de Israel convertirá al Señor su Dios. San Lucas relata en el primer capítulo de su Evangelio las circunstancias de la realización de la profecía; la visita de María a su prima Isabel, la cual, llena también del Espíritu Santo, la saludó como bendita entre las mujeres; el himno de alabanza de María”: Mi alma glorifica al Señor”; la curación de Zacarías después del nacimiento de su hijo para que pudiese exclamar proféticamente: “Bendito sea el Señor, Dios de Israel, que ha visitado y redimido a su pueblo.” Esto es todo lo que sabemos acerca de Zacarías e Isabel. Sin embargo, era opinión común de los Santos Padres, como Epifanio, Basilio y Kirill de Alejandría, que San Zacarías había muerto mártir.