Santa Teodora de Alejandría

FacebookTwitterShare

La Santa era de Alejandría en los años del rey Zinonos (474-490) estaba casada con Pafnutio un hombre piadoso. La vida de la Santa era honesta sin embargo la debilidad la empujo al adulterio. Nadie se había enterado ni visto, podría, por lo tanto, continuar armoniosamente su vida con su esposo, pero oyó las palabras del Evangelio, con las que él Señor enseñaba: “No hay nada escondido que no llegue a descubrirse, ni nada oculto que no llegue a conocerse públicamente.” Luego de pensar en profundidad en sus pecados lloro amargamente, tomo ropa de hombre y fue a un monasterio con el nombre de Teodoro, allí día y nuche reflexionaba de su pecados y lloraba amargamente. Luego de dos años fue acusada falsamente de tener relaciones con una mujer, la cual dejo a un niño recién nacido en la puerta del monasterio. La Santa crió al niño como si fuera suyo por siete años fuera del monasterio donde sufrió muchos maltratos. Cuando pudo volver al monasterio con su cuerpo maltratado luego de pocos días fallece, entonces los monjes comenzaron a preparar el cuerpo para el sepelio y sorprendidos conocieron el sexo del monje, siendo luego reivindicada la Santa después de su muerte.