Gran Mártir Aretas

FacebookTwitterShare

El Santo nació en el siglo VI, era un noble de Etiopia Cuando se convirtió al cristianismo, se distinguía por su dedicación y su trabajo entre los pobres. A su lado había conformado un grupo de hombres y mujeres que diariamente enseñaban la palabra de Dios. Este gran trabajo que realizaban en la iglesia de Etiopia, irrito a los fanáticos idolatras y arrestaron a Areta y sus colaboradores. Arethas, de edad avanzada, fue presionado para que reniegue de su fe en Cristo, entonces el Santo respondió: “Durante toda mi vida, dijo, cometí muchos pecados, pero Jesucristo me limpio de ellos, con su sacrificio, y de hombre perdido me hizo heredero de la luz y la vida eterna, ahora también me ofrece otra responsabilidad, me da la posibilidad, ahora que soy anciano, probar mi fe, la fuerza y el poder del Espíritu Santo. Esta respuesta enfureció aun más a los verdugos y decapitaron al Santo Mártir y a sus compañeros.