Arcangel Gabriel – San Basilio el Joven

FacebookTwitterShare

Al otro día de la fiesta religiosa la Asunción se recuerda al arcángel Gabriel (en realidad una reunión de oración en memoria) de quien vino a anunciar a la Virgen María el nacimiento de Ella del Salvador del mundo. El arcángel Gabriel — es uno de los siete ángeles principales, quienes según el libro de Tobías “están en pie delante de Dios” (Tob. 12:15). El nombre Gabriel significa en hebreo “fortaleza de Dios.” El arcángel Gabriel se menciona varias veces en las Escrituras como mensajero celestial, enviado por Dios para anunciar Sus planes sobre la salvación de la humanidad. Así el arcángel Gabriel apareció varias veces al profeta Daniel para revelarle el misterio de la llegada del Mesías, las persecuciones del anticristo y el fin del mundo (Dan 8:16, 9:21). Antes de la venida del Hijo de Dios al mundo, el arcángel Gabriel se presentó en el templo al sacerdote Zacarías y le comunicó la milagrosa concepción del Precursor de Jesús, Juan el Bautista. Seis meses después él vino a Nazaret con el mensaje a la Virgen María — que Ella fue elegida para ser Madre del Cristo-Salvador (Lc. cap. 1). Según la opinión de algunos padres de la Iglesia, el arcángel Gabriel fue enviado para apoyar al Salvador durante su oración en el huerto de Getsemani y después para anunciar a la Madre de Dios el día de su Dormición. Por esto, en los libros sagrados de la Iglesia, lo nombran como “el mensajero de los milagros.” Siendo el mensajero de Dios, de los hechos del antiguo y del nuevo Testamentos, el arcángel Gabriel debe estar muy cerca de Dios. El arcángel Gabriel se representa sobre los iconos algunas veces con el lirio blanco en la mano, que según la leyenda él trajo a la Virgen María en el día de la Anunciación. Sobre la naturaleza, vida y servicio de los ángeles se detalla más en el librito misionero “Los Ángeles — mensajeros de la voluntad de Dios San Basilio el Joven Según la traducción, el santo tenía una celda no lejos de Constantinopla. Pero, bajo el gobierno de León VI y Alejandro, fue llevado a la ciudad, arrestado bajo sospecha de espionaje. Como se rehusara a contestar los cargos que se le atribuían durante un minucioso examen, fue golpeado con varas y suspendido de los pies. Fue después expuesto a los leones, pero como no recibiera de ellos ningún daño, fue arrojado al mar y se dice que fue devuelto a tierra sano y salvo por los delfines Al día siguiente, temprano por la mañana, fue caminando a la ciudad, donde curó de fiebre a un hombre que era llevado en camilla y que lo recibió en su casa. Sus milagros y su santidad se hicieron pronto famosos. Fue varias veces seriamente maltratado, debido a la firmeza con que censuraba la maldad en las altas esferas. Cuando Constantino Porfiriogénito trataba de obtener una parte del imperio, el santo le predijo su fracaso y profirió muchas otras notables profecías. Basilio nunca tuvo escrúpulos en amonestar a las princesas Anastasia e Irene cuando consideraba que la reprensión era necesaria. Murió a la edad de cien años y fue sepultado en la iglesia de un monasterio de monjas en Constantinopla.