Los siete Santos Mártires Jóvenes de Efeso

FacebookTwitterShare

A mediados del siglo III, en la época Decios, comenzaron las persecuciones matanzas y torturas a los cristianos y entre ellos a siete jóvenes de Efeso, Maximiliano, Exakustodiano, Iámblijos, Martiniano, Dionisio, Antonino y Constantino, por no negar su fe. Luego de vender todas sus propiedades y repartirlas a los pobres, se fueron de la ciudad y se ocultaron en cuevas, hasta que cesen las persecuciones, pero la mano de Decios se acercaba continuamente a las cuevas. Los mártires sintiendo la proximidad del peligro rezaron a Dios toda la noche, que les lleve sus espíritus para no caer en las manos de Decios. Y Dios atendió sus pedidos, y por la mañana durmieron sin despertar. Luego 194 años, en la época Teodosio el pequeño, en Efeso una secta declaró que no existe resurrección de los muertos. En aquéllos días un niño fue al mercado de Efeso a comprar pan con una moneda de los años de Decio, causando sorpresa. Tomaron, por lo tanto al niño y le consultaron donde las obtuvo, entonces los llevo a la cueva y encontraron vivos al resto de los niños, comprendiendo todos que era un milagro de Dios dando pruebas de la resurrección “Tengo en Dios la misma esperanza que estos hombres profesan, de que habrá una resurrección de los justos y de los injustos”. (Hechos de los Apóstoles 24:15)